Aceites

Hoy en día, es difícil de imaginarse una cocina sin aceite. Y tú, ¿con qué frecuencia te paras a pensar sobre qué aceite es el más saludable?

Resulta que el aceite más sano es el aceite prensado en frío, obtenido como resultado de la extracción mecánica de plantas oleaginosas. Un buen ejemplo es el aceite de coco virgen, o el comúnmente conocido aceite de oliva; también, el aceite de soja, el de nuez, el aceite de semilla y el de cáñamo. Estos aceites presentan un alto valor nutricional, sin embargo, son menos resistentes durante el almacenaje.

Los aceites saludables contienen ácidos grasos Omega-3 y Omega-6, y vitaminas solubles en grasas. También contienen antioxidantes que previenen los procesos de envejecimiento.

La cocina no puede prescindir de los aceites. Incluso si habitualmente tratamos de evitar los alimentos fritos, ya que no son considerados como los más saludables, de todas formas necesitamos los aceites para ensaladas y aliños. Algunos productos, como el aceite de coco sin refinar, son de lo más valiosos para la dieta, porque le suministran al organismo muchas vitaminas y minerales, necesarios para su correcto funcionamiento. Contienen ingredientes cuyas propiedades protegen de las enfermedades cardiovasculares y del cáncer. Por lo tanto, no vale la pena tenerle miedo al aceite solo porque contiene grasas. Muchos nutricionistas señalan que las grasas son una buena fuente de vitamina E, reconocida como la vitamina de la juventud, y que son necesarias en nuestra dieta.

Resultados del 1 al 12 de 14 (página 1)