Desayunar mermelada te puede alegrar el día

Desayunar mermelada te puede alegrar el día

Publicado : 11/02/2020 - Categorías : ENDULZANTES NATURALES

Todos sabemos que la mermelada es una conserva de fruta cocida en azúcar y que está deliciosa pero, ¿qué más sabemos de la mermelada?.

Origen

La palabra "mermelada" proviene del galaico-portugués marmelada que significa "confitura de membrillo" (membrillo se dice marmelo en gallego y portugués), y ésta a su vez del latín melimelum (un tipo de manzana).

El hecho de que los alimentos frescos sean perecederos ha hecho que el ser humano busque, desde que se asentó en pequeños poblados, técnicas que ayuden a preservarlos y alargar su vida útil con el fin de disponer de ellos en épocas de escasez.

Sin embargo, hasta que no que llegó el azúcar de caña en el siglo XIII a Europa, gracias a los árabes, no se empezó a usar ésta como conservante para frutas. A pesar de ello, las mermeladas, confituras y jaleas no tuvieron mucho éxito y no fue hasta el siglo XIX que se convirtieron en productos comunes gracias al abaratamiento del azúcar. 

Características

Para su elaboración se utilizan piezas enteras de fruta, troceadas o trituradas. El contenido mínimo de fruta ha de ser de un 30% y cuando se trata de mermeladas extra, este porcentaje sube al 50%.

Las principales características nutricionales de la mermelada son su bajo contenido en grasas y proteínas, y su alto porcentaje de azúcares sencillos ya que una vez cocinadas, unas 2/3 partes de la mezcla final que la componen es azúcar. Por esa razón, deben consumirse con moderación y se desaconsejan en personas diabéticas.

Su consumo tampoco está aconsejado en personas con sobrepeso u obesidad que se encuentren en tratamiento de pérdida de peso.

Si hay que escoger entre mermelada o confitura, es preferible la primera, puesto que se elabora con trozos enteros de fruta y contiene una cantidad menor de azúcar. Recordemos que la categoría ‘extra’ contiene más cantidad de fruta, con lo que proporcionalmente tendrá menos azúcar.

En la actualidad

Tradicionalmente las mermeladas se han hecho de frutas (ciruelas, melocotón, fresas, moras, naranja…), pero de un tiempo a esta parte han proliferado las versiones de verduras para combinar con platos salados: mermelada de tomate, cebolla, pimiento, puerros… Las opciones se amplían y la posibilidad de combinarlas con carnes, pescados e inclusos quesos facilita la elaboración de menús más diversos.

Nuestra recomendación…

  • Tomarla por las mañanas para adquirir la energía que nos da el azúcar y poder quemarla a lo largo del día.
  • Elegir siempre la de origen ecológico.
  • No abusar de su consumo y…

¡A disfrutar del desayuno!

Share