El Insomnio

El Insomnio

Publicado : 10/11/2019 - Categorías : BELLEZA Y BIENESTAR , REMEDIOS NATURALES

Decimos que sufrimos de insomnio cuando consideramos que somos incapaces de conciliar el sueño a la hora adecuada, y sobre todo, durante las horas necesarias para recuperarnos de la actividad diaria.

Cuando esta situación la padecemos de forma habitual, es preciso buscar solución para evitar que afecte seriamente a nuestra salud.

Causas o influencias y tratamiento

Según el Instituto del Sueño, las horas recomendadas para una persona adulta, oscilan entre 7 y  8 horas. Aunque el rango de normalidad lo fijan entre 4 horas para poco dormidores y 10 horas para grandes dormidores.

Dependiendo del tiempo que se viene padeciendo este trastorno, se puede considerar crónico, si este persiste durante más de seis meses, o transitorio, si el periodo de tiempo en el que se padece es de menos de un mes.

Hay que tener en cuenta las muchas razones que provocan este padecimiento. Puede venir dado por causas médicas,  por ejemplo en personas que padecen fibromialgia, enfermedades digestivas, reumatológicas, cardiovasculares, neurológicas, etc. El dolor físico provoca la interrupción el sueño. 

Por otro lado influyen el ritmo de vida, el estrés, ansiedad, depresión u otros padecimientos psíquicos, los cuales interfieren en que se pueda obtener un descanso óptimo.

Otras causas para padecerlo son el abuso de medicamentos, los malos hábitos de sueño, los viajes frecuentes, y últimamente se ha observado la influencia del uso nocturno de aparatos electrónicos como el móvil o tablets.

El tratamiento debe ser prescrito siempre por un especialista. La automedicación no es recomendable en ningún caso, mucho más teniendo en cuenta que puede producir el efecto contrario y agravar el problema.

Los tratamientos naturales a base de plantas como la valeriana, la pasiflora, la melisa o la amapola, tienen un efecto sedante que favorece la relajación.

Consejos útiles

- Utilizar la cama solamente para dormir, es decir, no para ver tv, ni para comer, o leer, jugar, etc. 

- Evita el tabaco, el alcohol y las bebidas estimulantes como el café o el té. 

- Las preocupaciones activan la mente, y no permiten la relajación, con lo cual es muy importante realizar ejercicios que la favorezcan, sobre todo, evitar pensamientos que provoquen emociones.

- El silencio favorece también la conciliación del sueño, en todo caso, se puede utilizar algún sonido monótono o música relajante, el cerebro percibirá la señal para poder quedar dormido.

- Evita todo tipo de luces, cuanto más oscuro mejor, y así dejar actuar la melatonina que se activa en cuanto empieza a oscurecer. 

- Tomar una tisana que favorezca la relajación antes de ir a la cama.

Es muy importante actuar a los primeros síntomas, aplicar los consejos útiles y si es necesario y lo recomienda un especialista, apoyarnos en los tratamientos que nos ayuden a solucionar este problema, con el fin de ganar en salud y calidad de vida. 

Artículos relacionados

Share