PANES DE SEMILLAS

PANES DE SEMILLAS

Publicado : 03/09/2019 - Categorías : HOGAR , REMEDIOS NATURALES , VITAMINAS Y MINERALES

Es muy habitual encontrar en el mercado una amplia variedad de panes, entre ellos los panes con semillas.

En alguna ocasión hemos oído hablar de los “superalimentos” y de cómo actúan en nuestro organismo. Las semillas son alimentos generalmente no procesados, y que nos aportan nutrientes, vitaminas, minerales, fibra, etc. Vamos a conocer algunas de ellas y sus propiedades.

Tipos de semillas

Lino.- Contiene ácidos grasos omega 3 y omega 6. Estas semillas son ricas en vitaminas del grupo B y E y minerales como el zinc, yodo, magnesio, etc. Favorecen el tránsito intestinal y ayudan con el control del colesterol y la glucosa. Además de ser un potente antioxidante, aportan energía y ayudan a combatir los efectos del estrés.

Chia.- Pequeña semilla con unas propiedades increíbles, puesto que la gran cantidad de vitaminas y proteínas que contiene la convierten en una inmejorable fuente de antioxidantes. Es rica en omega 3, hierro, calcio y con un alto porcentaje en fibra, con lo cual, ayuda con la pérdida de peso y con el control del colesterol. La chía se consume generalmente cruda para poder conservar al máximo sus propiedades, por ello en el pan se añade en el último momento de cocción.

Pipas de girasol o de calabaza.-Además de ser una fuente extra de ácidos grasos omega 3 y omega 6, las semillas de calabaza contienen magnesio, muy bueno para la salud cardiaca. Ayuda además con el control de la diabetes y reduce los efectos negativos de la menopausia. Las semillas de girasol también son abundantes en hierro, potasio y magnesio, pero sobre todo en vitaminas de los grupos A, B, C y E.

Quinoa.- El consumo de este cereal se ha hecho muy popular en estos últimos tiempos. Aporta un gran número de minerales y es muy rico en fibra y ácidos omega 3 y 6. Pero lo más notable es la cantidad de vitaminas que contiene, sobre todo B1, B2, B3 y B6, fundamentales para el buen funcionamiento de nuestros sistemas nervioso e inmunológico. Con respecto al pan, se puede sustituir una parte de trigo por quinoa, y si además el trigo es sarraceno, es muy adecuado para personas con intolerancia al gluten.

 Al incluir semillas en nuestra alimentación, estaremos  ayudando a nuestro organismo a aumentar en salud y bienestar. En nuestro blog podéis encontrar una receta de pan casero muy fácil de elaborar y a la que se pueden agregar semillas.

Artículos relacionados

Share