TIRAMISÚ SIN AZUCAR

TIRAMISÚ SIN AZUCAR

Publicado : 24/09/2019 - Categorías : ENDULZANTES NATURALES , HOGAR , RECETAS

Cuando queremos disfrutar de un postre, es fácil que nos asalten las dudas, los remordimientos o la preocupación por si nos excedemos con las calorías o con el azúcar. Sin embargo, siempre podemos hacer algo para aminorarlo, sin que por ello merme el sabor o la calidad del plato.

Uno de estos postres es el tiramisú, que está compuesto básicamente de una base sólida, por lo general bizcocho, empapado en café, y una crema que en su preparación original lleva huevo batido con azúcar y queso mascarpone, para terminar cubriendo la preparación con cacao en polvo. 

Para esta elaboración que proponemos, vamos a eliminar tanto el azúcar como el huevo.

Ingredientes:

  • Un yogur natural desnatado.
  • Una medida de yogur de stevia o si lo prefiere, la mitad de la medida de miel.
  • Una medida de yogur de aceite de oliva.
  • Tres medidas de yogur de harina, también se puede usar trigo especial para celíacos.
  • Un sobre de levadura, o dos sobres de cada color de gasificante (tigre).
  • Si lo desea, una cucharadita de esencia de vainilla o ralladura de limón.
  • Una taza de café que este algo concentrado.
  • 400 gramos de queso crema bajo en grasa
  • 400 gramos de nata para montar baja en grasa.

Primero se elabora el bizcocho, utilizando stevia o miel en lugar de azúcar.

Preparación del bizcocho:

Precalentamos el horno a 180 º mientras mezclamos todos los ingredientes.

Empezamos batiendo el yogur con la leche hasta formar una espuma ligera, a la que iremos añadiendo el resto de los ingredientes por este orden y sin dejar de batir:

La miel o la stevia, el aceite, la harina, la ralladura de limón, y por último, la levadura o tigre. Si vemos que se queda demasiado líquido, podemos agregar más harina.

Horneamos durante 30 minutos aproximadamente y comprobamos que esté bien hecho por dentro. El tiempo total va a depender de nuestro horno.

Crema:

La nata tiene que estar muy fría. Mezclamos nata y queso y batimos hasta que monte. Le podemos añadir unas cucharadas de café.

Una vez que hemos horneado el bizcocho, lo cortamos en láminas de dos centímetros de grosor y cubrimos la base del molde. Empapamos con el café y vamos añadiendo capas de crema y láminas de bizcocho con café hasta la altura deseada. Dejamos reposar en la nevera dos horas antes de servir.

Para la presentación espolvoreamos con cacao en polvo o ralladuras de chocolate 70% sin azúcar.

¿Te animas? El único secreto del tiramisú es la mezcla de sabores, todos ayudan a potenciarse mutuamente, sobre todo el café. Lo mejor de una elaboración baja en azúcares y sin huevo es que es apta para casi todos.

Artículos relacionados

Share